Sangría Mexicana

  • Receta de Sangría

  • Sangría con Ron

  • Sangría con Champagne

  • Sangría con Naranja

  • Sangría con Vino Blanco



  • "Sangría Mexicana"

    Receta de Sangría Mexicana


    La sangría mexicana es una bebida típica de este país. Es fácil de preparar, pues lleva pocos ingredientes, y es ideal para acompañar cualquier evento o fiesta con amigos y famliares.

    Ingredientes:

    - Varios limones grandes
    - Vino tinto, medio litro
    - Agua, 750 ml
    - Azúcar, al menos una taza
    - Un buen puñado de hielos




    Preparación:

    La sangría mexicana es una bebida muy refrescante que tiene mucho éxito en muchos países pero sobre todo en México, que la preparan casi en cualquier ocasión porque gusta a todo el mundo, y también en nuestro país posee también una gran tradición. El origen de esta bebida es un poco incierto, algunos historiadores indican que su origen está en algún país sudamericano como Ecuador, otros sin embargo aseguran que comenzó a elaborarse en las Antillas. Con esta receta la vas a poder preparar de forma rápida sin complicaciones.

    Esta bebida se suele preparar en una jarra para bebidas bien grande, a ser posible de vidrio o similar. Solemos utilizar la palabra cristal para llamar a los objetos hechos de vidrio. Este es un material que se encuentra en la naturaleza que tiene las propiedades de ser transparente, muy resistente y que permite darle la forma que queramos. Hay jarras que conservan muy bien la bebida fría que también son muy apropiadas para la sangría. Vierte el agua dentro de la jarra y echa el azúcar. Mezcla removiendo con una cuchara grande.

    Ahora es el momento de añadir el vino tinto. El vino tinto es una variedad del vino que procede de las conocidas uvas tintas. Según el tiempo de envejecimiento al que se someta puede clasificarse como joven, crianza, reserva o incluso gran reserva, estos últimos de un gran sabor y con un precio bastante elevado en el mercado. No es necesario tampoco usar un vino de una calidad excesiva, pues sería una pena mezclarlo con todos estos ingredientes. Pero al menos un vino aceptable que tenga buen sabor, del sabor del vino depende mucho esta sangría mexicana. Añade también el jugo exprimido de un limón entero.


    Por último, solo queda llenar el resto de la jarra con los hielos suficientes para que nuestra sangría esté bien fría, también podemos guardar la sangría mexicana en la nevera durante una o dos horas para que la bebida se ponga bien fría y antes de servir incorporar los hielos; lo importante es que a la hora de beberla nos refresque. Podemos añadir varios trozos o cuñas de limón cortadas, esto le dará más sabor aún a nuestra sangría. Disfruta de esta bebida.